Etiqueta: sociales

¿Qué montos puede retener la empresa en una liquidación de beneficios laborales de un trabajador?

Al monto a pagar se le descuenta el Impuesto a la Renta, los aportes de pensiones, las deudas judiciales por alimentos, entre otros.

La liquidación de beneficios sociales (LBS), es el documento que emite el empleador al cese de un trabajador, y contiene los beneficios sociales que debe realizar el empleador a favor del trabajador a su terminación o dentro de las 48 horas, explicó el laboralista César Puntriano, socio del estudio Muñiz.

Usualmente, detalló, se suman todos los ingresos y se tiene un gran sub total. Sin embargo, ese monto no es el importe final que el trabajador lleva a su bolsillo pues también se restan los descuentos como los siguientes:

Impuesto a la Renta
Este es un descuento de índole tributaria, el Impuesto a la Renta (IR) de Quinta Categoría (por trabajo dependiente), que se aplica a todos los ingresos del trabajador que se pagan en la LBS salvo la CTS trunca. Sin embargo, están exentos del descuento los trabajadores cuyo ingreso anual no excede S/ 28,350 (7 UIT, dijo.

Aportes a los sistemas de pensiones
Este descuento se realiza en relación a la afiliación obligatoria del trabajador a la ONP u AFP (13%). También se aplica a las vacaciones truncas, salvo la gratificación trunca y la CTS, aclaró.

Deudas por pensión de alimentos
En caso la empresa hubiera sido notificada con un orden judicial para retener de los beneficios sociales del trabajador en caso de cese, debe efectuar ese descuento sobre los montos a pagar, salvo el IR y aportes a los sistemas de pensiones, resaltó Puntriano.

EL monto a descontar dependerá de lo que ordene el Juzgado siendo su tope el 60% de los ingresos del trabajador, dijo.

Préstamos efectuados al trabajador
Este tipo de descuento solo procede con la autorización expresa, escrita y previa del trabajador, explicó el experto.

Así, suele ocurrir que la empresa le haya otorgado algún préstamo y que el monto retenido mensualmente de los haberes no alcance para cubrirlo, en cuyo caso es válido afectar la liquidación de beneficios sociales.

Algunas empresas consideran viable retener la LBS cuando el trabajador hubiera sido despedido por la comisión de una falta grave, esta medida no es legalmente válida, anotó.

Lo viable es retener su CTS (tanto la depositada en una entidad financiera como la generada al cese) siempre que:

El trabajador sea despedido por comisión de falta grave que haya originado perjuicio económico al empleador.

El empleador debe notificar al depositario para que la CTS y sus intereses quede retenida por el monto que corresponda en custodia por el depositario, a las resultas del juicio que promueva el empleador.

La empresa debe interponer una acción legal de cobro de indemnización por daños y perjuicios contra el ex trabajador dentro de los treinta días naturales de producido el cese ante el Juzgado de Trabajo respectivo, debiendo acreditar ante el depositario de la CTS el inicio de la citada acción judicial. Esta acción no perjudica a la acción penal que pudiera corresponder.

Vencido el plazo en mención sin presentarse la demanda, caducará el derecho del empleador y el trabajador podrá disponer de su compensación por tiempo de servicios e intereses. Notemos que la empresa quedará obligada, en calidad de indemnización, al pago de los días en que el trabajador estuvo impedido de retirar su CTS, así como de entregar la certificación de cese de la relación laboral.

Como podrá advertirse no es fácil efectuar descuentos de la LBS, aseguró.

Contenido de la liquidación de Beneficios Sociales
En la liquidación se incluyen los beneficios sociales truncos, por ejemplo, gratificaciones truncas, vacaciones truncas del último año de labor, Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) trunca, detalló.

En este último, dijo, caso se suele indicar que la CTS generada de manera previa se encuentra depositada en la entidad financiera elegida por el trabajador.

También se indica cualquier otro pago pendiente al trabajador que su empleador esté dispuesto a efectuar como alguna vacación no gozada u horas extras no pagadas.

Debemos precisar que la LBS detalla los datos personales del trabajador (nombre, DNI), cargo, fecha ingreso, terminación y motivo de esta última (renuncia, mutuo disenso, despido, muerte, etc.). No hay una regla escrita sobre la cantidad de información que puede contener siendo lo fundamental que los beneficios que allí se liquidan se encuentren correctamente calculados.

Al final la LBS es un recibo de pago pues su formato culmina con un texto indicando que el trabajador manifiesta su conformidad con lo abonado no teniendo nada que reclamar a la empresa. Esto es relativo pues la legislación señala que cuenta con 4 años desde su cese para formular su reclamo.

Fuente: Diario Gestión

Anuncios

¿Qué montos puede retener la empresa en una liquidación de beneficios laborales de un trabajador?

Al monto a pagar se le descuenta el Impuesto a la Renta, los aportes de pensiones, las deudas judiciales por alimentos, entre otros.

La liquidación de beneficios sociales (LBS), es el documento que emite el empleador al cese de un trabajador, y contiene los beneficios sociales que debe realizar el empleador a favor del trabajador a su terminación o dentro de las 48 horas, explicó el laboralista César Puntriano, socio del estudio Muñiz.

Usualmente, detalló, se suman todos los ingresos y se tiene un gran sub total. Sin embargo, ese monto no es el importe final que el trabajador lleva a su bolsillo pues también se restan los descuentos como los siguientes:

Impuesto a la Renta
Este es un descuento de índole tributaria, el Impuesto a la Renta (IR) de Quinta Categoría (por trabajo dependiente), que se aplica a todos los ingresos del trabajador que se pagan en la LBS salvo la CTS trunca. Sin embargo, están exentos del descuento los trabajadores cuyo ingreso anual no excede S/ 28,350 (7 UIT, dijo.

Aportes a los sistemas de pensiones
Este descuento se realiza en relación a la afiliación obligatoria del trabajador a la ONP u AFP (13%). También se aplica a las vacaciones truncas, salvo la gratificación trunca y la CTS, aclaró.

Deudas por pensión de alimentos
En caso la empresa hubiera sido notificada con un orden judicial para retener de los beneficios sociales del trabajador en caso de cese, debe efectuar ese descuento sobre los montos a pagar, salvo el IR y aportes a los sistemas de pensiones, resaltó Puntriano.

EL monto a descontar dependerá de lo que ordene el Juzgado siendo su tope el 60% de los ingresos del trabajador, dijo.

Préstamos efectuados al trabajador
Este tipo de descuento solo procede con la autorización expresa, escrita y previa del trabajador, explicó el experto.

Así, suele ocurrir que la empresa le haya otorgado algún préstamo y que el monto retenido mensualmente de los haberes no alcance para cubrirlo, en cuyo caso es válido afectar la liquidación de beneficios sociales.

Algunas empresas consideran viable retener la LBS cuando el trabajador hubiera sido despedido por la comisión de una falta grave, esta medida no es legalmente válida, anotó.

Lo viable es retener su CTS (tanto la depositada en una entidad financiera como la generada al cese) siempre que:

El trabajador sea despedido por comisión de falta grave que haya originado perjuicio económico al empleador.

El empleador debe notificar al depositario para que la CTS y sus intereses quede retenida por el monto que corresponda en custodia por el depositario, a las resultas del juicio que promueva el empleador.

La empresa debe interponer una acción legal de cobro de indemnización por daños y perjuicios contra el ex trabajador dentro de los treinta días naturales de producido el cese ante el Juzgado de Trabajo respectivo, debiendo acreditar ante el depositario de la CTS el inicio de la citada acción judicial. Esta acción no perjudica a la acción penal que pudiera corresponder.

Vencido el plazo en mención sin presentarse la demanda, caducará el derecho del empleador y el trabajador podrá disponer de su compensación por tiempo de servicios e intereses. Notemos que la empresa quedará obligada, en calidad de indemnización, al pago de los días en que el trabajador estuvo impedido de retirar su CTS, así como de entregar la certificación de cese de la relación laboral.

Como podrá advertirse no es fácil efectuar descuentos de la LBS, aseguró.

Contenido de la liquidación de Beneficios Sociales
En la liquidación se incluyen los beneficios sociales truncos, por ejemplo, gratificaciones truncas, vacaciones truncas del último año de labor, Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) trunca, detalló.

En este último, dijo, caso se suele indicar que la CTS generada de manera previa se encuentra depositada en la entidad financiera elegida por el trabajador.

También se indica cualquier otro pago pendiente al trabajador que su empleador esté dispuesto a efectuar como alguna vacación no gozada u horas extras no pagadas.

Debemos precisar que la LBS detalla los datos personales del trabajador (nombre, DNI), cargo, fecha ingreso, terminación y motivo de esta última (renuncia, mutuo disenso, despido, muerte, etc.). No hay una regla escrita sobre la cantidad de información que puede contener siendo lo fundamental que los beneficios que allí se liquidan se encuentren correctamente calculados.

Al final la LBS es un recibo de pago pues su formato culmina con un texto indicando que el trabajador manifiesta su conformidad con lo abonado no teniendo nada que reclamar a la empresa. Esto es relativo pues la legislación señala que cuenta con 4 años desde su cese para formular su reclamo.

Fuente: Diario Gestion

Garantizan depósitos de beneficios a trabajadores

Autoridad podrá sustituir al empleador para informar sobre la CTS.

Sin excusas. La autoridad inspectiva de trabajo podrá sustituir a los empleadores en el caso de la demora o negativa injustificada para informar a las entidades financieras el monto intangible de sus trabajadores. Esto sin perjuicio de las multas administrativas que pudieran corresponder.

Así lo advirtió el experto laboralista César Puntriano al comentar los alcances del DS Nº 012-2016-TR, que aprueba las normas reglamentarias de la Ley Nº 30334, referida a la inafectación de las gratificaciones, así como al monto de libre disponibilidad de la compensación por tiempo de servicios (CTS).

Comunicación

Por tanto, ahora los empleadores deberán comunicar a las entidades financieras, a pedido de los trabajadores, el monto intangible de cada trabajador. Dicho informe no deberá exceder el plazo de tres días hábiles contados a partir del requerimiento del trabajador, agregó.

Con ello se elimina la obligación de comunicar al banco respecto a dicho monto intangible al 30 de abril y 31 de octubre, como lo señalaba la regulación anterior.

Respecto a los trabajadores con más de una cuenta de depósitos de CTS activa, la norma distingue si se trata de un mismo empleador o de distintas empresas.

En el primer caso, el monto total de las cuentas deberá convertirse al tipo de moneda elegida por el trabajador para calcular el saldo disponible. “La conversión se realizará al tipo de cambio vigente en la entidad depositaria al momento de efectuar la disposición de la CTS”, dijo.

En el segundo caso, de corresponder a empleadores diferentes, para efectos de la Ley Nº 30334, cada cuenta se administrará de manera independiente, no debiendo sumarse los saldos.

“El monto no disponible se obtendrá multiplicando por cuatro la remuneración mensual”, afirmó el laboralista y socio del Estudio Muñiz, quien anotó que estas reglas deberán ser fiscalizadas por la autoridad competente.

La Ley Nº 30334 autorizó a los trabajadores comprendidos entre los alcances del TUO del Decreto Legislativo Nº 650, Ley de CTS –aprobado por el DS Nº 001-97-TR–, a disponer libremente del 100% del excedente de cuatro remuneraciones brutas de los depósitos por CTS efectuados en las entidades financieras y que posean acumulados a la fecha de disposición.

Las gratificaciones

La bonificación extraordinaria, esto es, el 9% sobre la gratificación que los empleadores dejan de aportar a Essalud, deberá ser entregada junto con la gratificación principal de julio y diciembre. En el caso de las EPS, el monto será del 6.75%. El gerente legal de la Cámara de Comercio de Lima, Víctor Zavala Lozano, dijo que del DS Nº 012-2016-TR se desprende que dicho beneficio está gravado con el impuesto a la renta (quinta categoría), cuando la remuneración mensual del trabajador supere los 1,975 soles para este año.

Fuente: Diario El Peruano

¿Revisar las redes sociales en el trabajo es realmente perjudicial?

El ‘canto de sirena’ de las redes sociales es un lastre incluso para los ‘mil oficios’ más competentes. Financial Times consultó a algunos especialistas sobre cómo controlar el uso de Facebook, Twitter y demás.

Una nueva investigación parece demostrar lo que ya sabemos: tuitear, actualizar su estado en Facebook o revisar LinkedIn cuando está trabajando lo hace menos productivo.

Stoney Brooks, profesor de informática de la Universidad Estatal de Middle Tennessee, encontró que el ‘canto de sirena’ de las redes sociales es un lastre incluso para los ‘mil oficios’ más competentes.

“El uso de redes sociales personales da lugar a efectos negativos, tanto para la eficiencia como el bienestar”, concluye Brooks en un informe.

El profesor Brooks pidió a un grupo de estudiantes de negocios que vieran un vídeo de 15 minutos en una computadora, donde también dejó pestañas abiertas con algunos sitios de redes sociales, como Facebook, Twitter y LinkedIn.

Los participantes fueron monitoreados para ver con qué frecuencia ellos revisaban las redes sociales, y luego pasaron una prueba sobre el contenido del vídeo. Los que usaron más los sitios no se desempeñaron tan bien como aquellos que los usaron menos.

“Las deficiencias en la ejecución de tareas pueden ser el resultado del tiempo dedicado a la interrupción y al desafío en regresar mentalmente a la tarea principal”, opina el profesor Brooks.

Abandonar las redes sociales no es, obviamente, algo realista para los que se supone las utilizan en su trabajo. Alex Mahon, expresidente ejecutivo de la compañía de producción de televisión Shine Group, es una aficionada a las redes sociales, pero ha aprendido a controlar el tiempo y la atención que estas le toman. Ella es una fan de Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest, WhatsApp, Snapchat, LinkedIn y Google+, pero hace tres años, después de leer Hamlet’s BlackBerry de William Powers, ella comenzó a hacer cambios.

“Es un libro que invita extremadamente a la reflexión… sobre la conectividad constante y cómo puede estar creando un mundo trastornado de distracción”, comenta.

Mahon asigna diferentes usos para diferentes sitios. Facebook es para “lo que ha pasado”, mientras que Twitter se trata de “lo que está pasando ahora”. Ella utiliza Pinterest para comunicarse de forma privada y ha reducido la cantidad de publicaciones en Facebook, ya que “me di cuenta que desperdiciaba energía emocional en espera de respuestas. Y luego lo quité de mi teléfono, lo que me ayudó a dejar de usarlo diez veces al día”. En su lugar, utiliza el sitio una vez cada pocos días en una computadora, y utiliza su nuevo tiempo libre para leer una novela “o me atrevería a decir a aburrirme, ya que ese el momento en que tienes pensamientos creativos”.

Su mayor ayuda es SaneBox para correo electrónico, “lo que significa que todos los mensajes, alertas e interacciones con todos estos medios de comunicación, y con mi obsesión de comprar vía eBay y todos mis alertas de noticias profesionales, son filtradas a una carpeta de correo electrónico separada que se llama ‘Después’”. Mahon revisa los 100 mensajes diarios que recibe en esta carpeta dos veces al día.

Con estas mejoras, Mahon utiliza las redes sociales de manera más considerada y se siente en control cuando las visita. “Si no cree que son buenas para usted, entonces desconéctese”, aconseja. “Tener una constante capacidad de conectarse no necesariamente nos hacen sentir que estamos más comprometidos con la gente”.

El profesor Brooks concuerda con lo anterior. Su estudio demostró que los individuos no sólo estaban distraídos; también tenían “niveles más altos de estrés tecnológico y menos felicidad”.

Fuente: Diario Gestion

Redes Sociales y Redes Laborales

Jorge Toyama

Las redes sociales cada vez más tienen un mayor impacto al inicio, durante y al cese del contrato de trabajo. Hay contrataciones, despidos, políticas de gestión humana, etc. que tienen que ver con el uso de Facebook, Twitter, YouTube, LinkedIn, chats, blogs, foros, etc. Veamos cómo inciden las redes sociales en los tres momentos claves de las relaciones de trabajo.

Antes del contrato de trabajo. Los trabajadores o postulantes a un trabajo que están en las redes sociales probablemente tienen más posibilidades de ser contratados porque sus perfiles están en Internet pero también pueden jugarles en contra pues un dato, una información, una fotografía, un comentario, una red de amigos, etc. pueden hacerles perder una oportunidad. Los head hunter y en general los procesos de selección suelen tomar en cuenta los perfiles y todo lo que puedan registrarse las personas para encontrar al candidato ideal.

Durante el contrato de trabajo. Las empresas suelen tener políticas y hasta reglas escritas sobre el uso de las redes sociales en la jornada de trabajo. Hoy en día muy pocas empresas prohíben al 100% el acceso a las redes sociales por temor a la afectación de la productividad o confidencialidad pero usualmente sí permiten acceder a algunas redes sociales o un uso razonable de ellas ya sea a través de las computadoras, Ipad, Blackberry, etc. Otras empresas limitan el uso de redes sociales pero habilitan horas de refrigerio o cuentan con computadoras públicas de acceso en los comedores, lounges, etc.

Hay empresas que, inclusive, prohíben o incentivan que sus trabajadores participen en redes sociales refiriéndose a sus productos y servicios. En las empresas existen personas (Community Manager) dedicadas a monitorear y potenciar el uso de redes sociales no solamente en relación a sus clientes y la sociedad sino entre sus trabajadores.

Al cese del contrato de trabajo. Hay muchos casos registrados de trabajadores despedidos por sus participaciones en redes sociales, especialmente si son on line. Recientemente leía una sentencia española que ratificaba un despido de una trabajadora que había colgado en su facebook fotos que la mostraban con la caja fuerte de la empresa, uniformada, exhibiendo billetes así como consumiendo licor. Hace un tiempo comentábamos en este blog el caso de una trabajadora despedida por comentar en una red social que estaba aburrida de su trabajo. También se registran denuncias de trabajadores en redes sociales sobre actos lesivos que han sufrido y han hasta logrado su reposición o acuerdos económicos.

Existen varios casos de trabajadores despedidos peruanos por insultar a sus jefes, publicar información reservada o fotografías confidenciales en las redes sociales. Ciertamente, cuando se trata de acciones anónimas promovidas por trabajadores o terceros que ocultan su identidad, en estos casos no se puede imponer sanciones.

Las redes sociales han afectado las relaciones humanas, y las relaciones laborales no han sido la excepción. La mejor recomendación para las empresas es regular con políticas sobre el uso razonable de las redes sociales; para los trabajadores es, justamente, utilizar de manera razonable las redes sociales.

Fuente: Semana Económica
http://blogs.semanaeconomica.com/blogs/apuntes-laborales/posts/redes-sociales-y-relaciones-laborales

¿Cómo reclutan las corporaciones a través de las redes sociales?

Aunque los solicitantes de empleo no incluyan sus perfiles en estos espacios, 73% de los reclutadores los revisarán de todas maneras.

La reputación online ya no es solo una cuestión de campañas publicitarias, productos y empresas, sino que también se ha trasladado al ciudadano que busca un empleo. Jobvite, compañía norteamericana de software para reclutadores, realizó una encuesta en la que el 92% de empleadores utilizan –o planean hacerlo- las redes sociales este año.

El estudio reunió más de 1,000 compañías de una gran variedad de industrias, la mayoría de ellas en Estados Unidos. Los resultados mostraron que las corporaciones, como Ernst & Young y Sodexo, ven en estas plataformas virtuales una vía para reclutar candidatos pasivos y activos, ya que les permite evaluar aspectos profesionales y personales.

¿Qué buscan los reclutadores? Según un artículo de Time Moneyland , es importante que los postulantes tengan perfiles en al menos una de las tres redes sociales más importantes: Facebook , Twitter o LinkedIn . “Si no es así, el solicitante no será tan relevante y las compañías pensarán que está ocultando algo”, dijo Dan Schawbel, fundador de Millennial Branding.

Recomendaciones
Sorprendentemente, las peores señales negativas que observan los reclutadores son los errores gramaticales. El 54% de encuestados tuvo una reacción negativa a este tipo de errores, en comparación con el 47% que tuvo esta misma reacción hacia las menciones de licor en los perfiles de los postulantes. A continuación, el detalle de cómo las corporaciones están usando las tres redes sociales más importantes para contrataciones de personal.

1. LinkedIn. En EE.UU., cerca del 93% de reclutadores utilizan esta red social para descubrir nuevos talentos. De hecho, el 89% afirmó haber contratado personal a través de LinkedIn. Si bien es utilizada solo por un 37% de profesionales en Perú, las herramientas de reclutamiento ofrecidas no han pasado desapercibidas para sus más de 150 millones de usuarios en el mundo.

La clave en LinkedIn es tener un perfil libre de errores e inexactitudes, para que los reclutadores lo tomen en serio. Es aconsejable utilizar palabras claves de “especialización” y un resumen de capacidades. También es recomendable unirse a grupos de diversas industrias relacionadas al área de trabajo del candidato.

2. Facebook. Si bien las corporaciones no están contratando directamente desde Facebook, están creando páginas para promocionarse, así como puestos de trabajos, a través de la publicidad de Facebook. El usuario postulante a un empleo debe vigilar su configuración de privacidad, tener cuidado con lo que publica ya que su red de amigos lo conecta con sus referencias. Otra opción es usarBranchOut para obtener un mejor mapa de ofertas laborales.

3. Twitter. Más de la mitad de reclutadores (54%) ahora usan Twitter como parte de su búsqueda de talentos. La encuesta mostró, sin embargo, que solamente el 15% de las empresas han contratado empleados directamente a través de esta vía. El uso de esta red está más orientado a publicitar puestos de trabajo a través de sus cuentas corporativas o utilizar servicios de terceros como Tweet My Jobs o Trabajando.com , para el caso de América Latina.

Quienes busquen trabajo deben seguir a las compañías para las que deseen laborar y estar atentos a las convocatorias de empleo. Es importante actualizar esta cuenta regularmente y tener un perfil visible en internet antes de empezar a utilizar Twitter para buscar empleo.

Fuente: Gestión.pe
http://gestion.pe/2012/07/10/empleo-management/como-reclutan-corporaciones-traves-redes-sociales-2007076