Etiqueta: beneficios

¿Qué montos puede retener la empresa en una liquidación de beneficios laborales de un trabajador?

Al monto a pagar se le descuenta el Impuesto a la Renta, los aportes de pensiones, las deudas judiciales por alimentos, entre otros.

La liquidación de beneficios sociales (LBS), es el documento que emite el empleador al cese de un trabajador, y contiene los beneficios sociales que debe realizar el empleador a favor del trabajador a su terminación o dentro de las 48 horas, explicó el laboralista César Puntriano, socio del estudio Muñiz.

Usualmente, detalló, se suman todos los ingresos y se tiene un gran sub total. Sin embargo, ese monto no es el importe final que el trabajador lleva a su bolsillo pues también se restan los descuentos como los siguientes:

Impuesto a la Renta
Este es un descuento de índole tributaria, el Impuesto a la Renta (IR) de Quinta Categoría (por trabajo dependiente), que se aplica a todos los ingresos del trabajador que se pagan en la LBS salvo la CTS trunca. Sin embargo, están exentos del descuento los trabajadores cuyo ingreso anual no excede S/ 28,350 (7 UIT, dijo.

Aportes a los sistemas de pensiones
Este descuento se realiza en relación a la afiliación obligatoria del trabajador a la ONP u AFP (13%). También se aplica a las vacaciones truncas, salvo la gratificación trunca y la CTS, aclaró.

Deudas por pensión de alimentos
En caso la empresa hubiera sido notificada con un orden judicial para retener de los beneficios sociales del trabajador en caso de cese, debe efectuar ese descuento sobre los montos a pagar, salvo el IR y aportes a los sistemas de pensiones, resaltó Puntriano.

EL monto a descontar dependerá de lo que ordene el Juzgado siendo su tope el 60% de los ingresos del trabajador, dijo.

Préstamos efectuados al trabajador
Este tipo de descuento solo procede con la autorización expresa, escrita y previa del trabajador, explicó el experto.

Así, suele ocurrir que la empresa le haya otorgado algún préstamo y que el monto retenido mensualmente de los haberes no alcance para cubrirlo, en cuyo caso es válido afectar la liquidación de beneficios sociales.

Algunas empresas consideran viable retener la LBS cuando el trabajador hubiera sido despedido por la comisión de una falta grave, esta medida no es legalmente válida, anotó.

Lo viable es retener su CTS (tanto la depositada en una entidad financiera como la generada al cese) siempre que:

El trabajador sea despedido por comisión de falta grave que haya originado perjuicio económico al empleador.

El empleador debe notificar al depositario para que la CTS y sus intereses quede retenida por el monto que corresponda en custodia por el depositario, a las resultas del juicio que promueva el empleador.

La empresa debe interponer una acción legal de cobro de indemnización por daños y perjuicios contra el ex trabajador dentro de los treinta días naturales de producido el cese ante el Juzgado de Trabajo respectivo, debiendo acreditar ante el depositario de la CTS el inicio de la citada acción judicial. Esta acción no perjudica a la acción penal que pudiera corresponder.

Vencido el plazo en mención sin presentarse la demanda, caducará el derecho del empleador y el trabajador podrá disponer de su compensación por tiempo de servicios e intereses. Notemos que la empresa quedará obligada, en calidad de indemnización, al pago de los días en que el trabajador estuvo impedido de retirar su CTS, así como de entregar la certificación de cese de la relación laboral.

Como podrá advertirse no es fácil efectuar descuentos de la LBS, aseguró.

Contenido de la liquidación de Beneficios Sociales
En la liquidación se incluyen los beneficios sociales truncos, por ejemplo, gratificaciones truncas, vacaciones truncas del último año de labor, Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) trunca, detalló.

En este último, dijo, caso se suele indicar que la CTS generada de manera previa se encuentra depositada en la entidad financiera elegida por el trabajador.

También se indica cualquier otro pago pendiente al trabajador que su empleador esté dispuesto a efectuar como alguna vacación no gozada u horas extras no pagadas.

Debemos precisar que la LBS detalla los datos personales del trabajador (nombre, DNI), cargo, fecha ingreso, terminación y motivo de esta última (renuncia, mutuo disenso, despido, muerte, etc.). No hay una regla escrita sobre la cantidad de información que puede contener siendo lo fundamental que los beneficios que allí se liquidan se encuentren correctamente calculados.

Al final la LBS es un recibo de pago pues su formato culmina con un texto indicando que el trabajador manifiesta su conformidad con lo abonado no teniendo nada que reclamar a la empresa. Esto es relativo pues la legislación señala que cuenta con 4 años desde su cese para formular su reclamo.

Fuente: Diario Gestión

¿Qué montos puede retener la empresa en una liquidación de beneficios laborales de un trabajador?

Al monto a pagar se le descuenta el Impuesto a la Renta, los aportes de pensiones, las deudas judiciales por alimentos, entre otros.

La liquidación de beneficios sociales (LBS), es el documento que emite el empleador al cese de un trabajador, y contiene los beneficios sociales que debe realizar el empleador a favor del trabajador a su terminación o dentro de las 48 horas, explicó el laboralista César Puntriano, socio del estudio Muñiz.

Usualmente, detalló, se suman todos los ingresos y se tiene un gran sub total. Sin embargo, ese monto no es el importe final que el trabajador lleva a su bolsillo pues también se restan los descuentos como los siguientes:

Impuesto a la Renta
Este es un descuento de índole tributaria, el Impuesto a la Renta (IR) de Quinta Categoría (por trabajo dependiente), que se aplica a todos los ingresos del trabajador que se pagan en la LBS salvo la CTS trunca. Sin embargo, están exentos del descuento los trabajadores cuyo ingreso anual no excede S/ 28,350 (7 UIT, dijo.

Aportes a los sistemas de pensiones
Este descuento se realiza en relación a la afiliación obligatoria del trabajador a la ONP u AFP (13%). También se aplica a las vacaciones truncas, salvo la gratificación trunca y la CTS, aclaró.

Deudas por pensión de alimentos
En caso la empresa hubiera sido notificada con un orden judicial para retener de los beneficios sociales del trabajador en caso de cese, debe efectuar ese descuento sobre los montos a pagar, salvo el IR y aportes a los sistemas de pensiones, resaltó Puntriano.

EL monto a descontar dependerá de lo que ordene el Juzgado siendo su tope el 60% de los ingresos del trabajador, dijo.

Préstamos efectuados al trabajador
Este tipo de descuento solo procede con la autorización expresa, escrita y previa del trabajador, explicó el experto.

Así, suele ocurrir que la empresa le haya otorgado algún préstamo y que el monto retenido mensualmente de los haberes no alcance para cubrirlo, en cuyo caso es válido afectar la liquidación de beneficios sociales.

Algunas empresas consideran viable retener la LBS cuando el trabajador hubiera sido despedido por la comisión de una falta grave, esta medida no es legalmente válida, anotó.

Lo viable es retener su CTS (tanto la depositada en una entidad financiera como la generada al cese) siempre que:

El trabajador sea despedido por comisión de falta grave que haya originado perjuicio económico al empleador.

El empleador debe notificar al depositario para que la CTS y sus intereses quede retenida por el monto que corresponda en custodia por el depositario, a las resultas del juicio que promueva el empleador.

La empresa debe interponer una acción legal de cobro de indemnización por daños y perjuicios contra el ex trabajador dentro de los treinta días naturales de producido el cese ante el Juzgado de Trabajo respectivo, debiendo acreditar ante el depositario de la CTS el inicio de la citada acción judicial. Esta acción no perjudica a la acción penal que pudiera corresponder.

Vencido el plazo en mención sin presentarse la demanda, caducará el derecho del empleador y el trabajador podrá disponer de su compensación por tiempo de servicios e intereses. Notemos que la empresa quedará obligada, en calidad de indemnización, al pago de los días en que el trabajador estuvo impedido de retirar su CTS, así como de entregar la certificación de cese de la relación laboral.

Como podrá advertirse no es fácil efectuar descuentos de la LBS, aseguró.

Contenido de la liquidación de Beneficios Sociales
En la liquidación se incluyen los beneficios sociales truncos, por ejemplo, gratificaciones truncas, vacaciones truncas del último año de labor, Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) trunca, detalló.

En este último, dijo, caso se suele indicar que la CTS generada de manera previa se encuentra depositada en la entidad financiera elegida por el trabajador.

También se indica cualquier otro pago pendiente al trabajador que su empleador esté dispuesto a efectuar como alguna vacación no gozada u horas extras no pagadas.

Debemos precisar que la LBS detalla los datos personales del trabajador (nombre, DNI), cargo, fecha ingreso, terminación y motivo de esta última (renuncia, mutuo disenso, despido, muerte, etc.). No hay una regla escrita sobre la cantidad de información que puede contener siendo lo fundamental que los beneficios que allí se liquidan se encuentren correctamente calculados.

Al final la LBS es un recibo de pago pues su formato culmina con un texto indicando que el trabajador manifiesta su conformidad con lo abonado no teniendo nada que reclamar a la empresa. Esto es relativo pues la legislación señala que cuenta con 4 años desde su cese para formular su reclamo.

Fuente: Diario Gestion

¿Cuáles son los beneficios de implementar la factura electrónica en Mypes? “Según SERES”

El ingreso a los servicios de facturación electrónica es cada vez más urgente para las empresas en el Perú, pues la Sunat ha venido publicando nuevos grupos de compañías que deberán migrar a esta modalidad.

Ante ello, el director de marketing de la compañía SERES para Iberia y América Latina, Alberto Redondo, explica algunos beneficios de implementar la factura electrónica en las micro y pequeñas empresas (Mypes):

1. Reducción de costos de facturación
La emisión electrónica de facturas permite un ahorro estimado del 67%, ya que se reducen los costes en la manipulación de papel, el recuerdo de los pagos, la gestión de la tesorería y el archivo de los documentos. Con la recepción electrónica de las facturas, los costes estimados se reducen drásticamente.

2. Ahorro de almacenamiento
Puede parecer banal cuando se libera el contenido de un cajón o un archivador, pero, al extenderse a toda una empresa, puede permitir la mudanza a un espacio más reducido y el consiguiente ahorro en alquiler y suministros. Se estima que, para una factura, el paso de archivo físico a archivo electrónico permite ahorros del 81%.

3. Menor tiempo
La facturación electrónica acorta los tiempos de entrega de las facturas y reduce todo el proceso de pago entre empresas o entre usuarios y empresa.

En emisión, se estima que el tiempo manual dedicado a la creación, impresión, manipulación y ensobrado, envío y archivo por factura en papel es de 1 minuto y 33 segundos; mientras que con la factura electrónica, el tiempo de creación, envío y archivo pasa a ser de 30 segundos.

En recepción, con la factura en papel son necesarios 9 minutos para la recepción, manipulación del correo, verificación y revisión de la factura, registro de datos en el sistema y archivo manual; mientras que sólo 2 minutos y 30 segundos son los que se necesitan para la recepción, verificación, revisión, registro y archivo de una factura electrónica.

4. Reducción de errores
La factura electrónica no tiene errores contables y si los tuviese el sistema las rechaza. Esto hace que se reduzcan los errores humanos y que sea mucho más cómodo manejar grandes volúmenes de facturas.

5. Eliminación de tareas rutinarias
Por cada 20 facturas emitidas se ahorra más de media hora de trabajo mientras que, por el mismo volumen, en recepción se ahorran 3 horas. Esto permitió que las personas que se dedicaban al registro manual de datos enfocaran su trabajo a labores más productivas, generando mayor eficiencia a la gestión.

6. Ahorro medioambiental
Cada millón de facturas en papel precisa de 10,000 kilogramos de madera. Al pasar al formato electrónico, ese millón de facturas evita la tala de 56 árboles y se reduce un 0.72 Tm emisiones de CO2.

7. Aumento de la seguridad
La factura en papel puede ser copiada, escaneada, puede perderse durante el envío, puede ser modificada sin notificárselo al emisor, mientras que la factura electrónica está cifrada con contraseña, se envía directamente del emisor a la Sunat y al receptor a través de redes seguras, además contiene la firma electrónica que impide modificaciones.

Fuente: Andina.pe

Sunat identifica más de 200 beneficios e incentivos fiscales

Convocan a investigadores para evaluar el impacto, eficacia o mejoras a estas medidas.
Los gastos tributarios son los ingresos que el Estado deja de percibir al otorgar incentivos y beneficios tributarios que reducen la carga fiscal de un grupo particular de contribuyentes.

Así se estima que con dicha denominación existirían cerca de 200 beneficios e incentivos tributarios en el país, que representan el 2.2% del PBI o 15,493 millones de soles.

Según la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), los incentivos más relevantes han sido otorgados al sector agropecuario, promoción de la Amazonía, intermediación financiera, educación, drawback, transporte, juegos de azar y apuestas, y construcción.

De ahí que en el sector agropecuario figuren la venta de bienes agropecuarios exonerados del pago del IGV, depreciación acelerada de obras de infraestructura hidráulica y riego, y menor tasa del impuesto a la renta (IR).

Amazonía

En la promoción a la Amazonía, se tienen las ventas exoneradas del pago del IGV e ISC, reintegro tributario (devolución de pagos de IGV), crédito fiscal, deducciones especiales y menores tasas de IR.

Aparece, además, la intermediación financiera con algunos servicios (de crédito, póliza, intereses) inafectos y otros exonerados de pagos del IGV, renta de personas naturales por los intereses ganados por depósitos en la banca múltiple exonerada del IR.

En educación tenemos el crédito especial por reinversión en instituciones educativas particulares; e inafectación del IGV e impuesto ad valorem por importaciones y prestación de servicios realizados por instituciones públicas y privadas particulares.

Aparece, asimismo, el drawback; es decir, el beneficio de restitución arancelaria (devolución) e inafectación del pago de IR de personas jurídicas; y la construcción con la depreciación especial de edificios y construcciones, entre otros sectores.

De ahí que la Sunat, junto al Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), inició el XIX Concurso Anual de Investigación, destinado a desarrollar estudios sobre estas exoneraciones fiscales y regímenes para mypes.

Con ello, espera obtener recomendaciones de política o de administración fiscal sobre el impacto económico y social de las distintas exoneraciones e incentivos fiscales; y de los regímenes simplificados para las mypes, previo análisis del cumplimiento de los objetivos que motivaron su implementación, en especial del Nuevo Régimen Único Simplificado (NRUS) y el Régimen Especial del Impuesto a la Renta (RER).

Regímenes simplificados

En el Perú existen dos regímenes simplificados principales: el Nuevo RUS y el Régimen Especial del Impuesto a la Renta (RER), los cuales se crearon en la década de 1990.

Ambos agrupan poco más del 62% del total de empresas activas.

No obstante, a partir de lo declarado o registrado, representan menos del 5% del total de trabajadores, menos del 4% de las ventas y menos del 2% del total de la recaudación de renta e IGV.

Asimismo, el 50% de estas empresas pertenecen a este régimen desde hace más de 5 años, 34% entre 6 y 14 años y un 16% más de 15 años, lo cual indica que no se habría cumplido el objetivo de que sea un régimen temporal. Además, recientemente entró en vigencia el Régimen Mype Tributario (RMT) agregándose un régimen adicional a los tres ya existentes; el régimen general, el NRUS y el RER.

Datos

El CIES representa a un sector de la academia y reúne a 48 centros de investigación de centros y universidades públicas y privadas del país.

Tanto la Sunat como el CIES invitan a los investigadores a presentar sus propuestas mediante el link: http://www.cies.org.pe. El plazo vencerá el 17 de julio.

Así, se espera afianzar la investigación en temas tributarios y su aporte a las políticas públicas.

Fuente: Diario El Peruano

Sunedu y Sunat fiscalizarán acogimiento de beneficios tributarios en las universidades

Auditoría de las cuentas se realizará este año, siguiendo el criterio de las denuncias presentadas a la Sunedu.

“Las universidades no se han acogido a los beneficios tributarios por la reinversión de las utilidades”, dijo Jerry Espinoza, Director de Supervisión de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) pues aparentemente sus ganancias o excedentes serían cero o casi cero, lo que llamó la atención de la supervisora.

Comentó que, en un análisis preliminar, de un trabajo conjunto con la Sunat, se observó que algunas universidades habrían elevado gastos con lo que han visto reducido su resultado final.

En ese sentido, indicó que, entre la Sunat y Sunedu empezarán a realizar la supervisión en las universidades privadas para conocer cómo se han venido dado dichas operaciones y en qué medida se han acogido a los beneficios tributarios que el Estado les otorga.

“Realizaremos una auditoría”, remarcó.

Beneficios tributarios
Son 142 universidades en el país, entre públicas y privadas, y dentro de las privadas, que suman alrededor de 90, existen las que son formadas por asociaciones y otras societarias.

Las asociaciones, que son sin fines de lucro, no reportan utilidades, pero si excedentes; mientras que las societarias, si tienen utilidades, aunque en número son menos las universidades societarias.

Jerry Espinoza comentó que las universidades gozan de diferentes beneficios tributarias, debido a su desarrollo en la educación. Entre ellas están, reducción de los aranceles para la importación de material educativo, alcabala, impuesto predial, entre otros.

La fiscalización sobre la forma en la que se han venido acogiendo a los beneficios tributarios se realizará de manera inopinada y en el transcurso de este año, siguiendo las denuncias que se han presentado a la Sunedu.

Fuente: Diario Gestion

Los supermercados al donar el vuelto de sus clientes ¿reciben beneficios tributarios?

A muchos nos ha pasado que al momento de pagar en un supermercado a veces nos consultan si queremos donar los céntimos que recibiríamos de vuelto.

José Carlos Reyes
jose.reyes@diariogestion.com.pe
La duda que surge es si la empresa tendrá algún beneficio tributario por esta acción.

Al respecto, el abogado tributarista, Rudolf Roeder (socio de PwC Perú), aclaró que las empresas no reciben un beneficio tributario por entregar las donaciones dadas por sus clientes.

Ello pues, según indica, sería fácil de detectar por la Sunat y la imagen de la empresa quedaría mellada.

Lo que suelen hacer las empresas es adicionar una donación propia, lo cual se suma a lo donado por sus clientes, refiere Roeder. Lo donado por la propia empresa sí aplicará a los beneficios tributarios, indicó.

El beneficio tributario consiste en que el supermercado puede deducir como gasto lo donado al momento de su declaración anual del Impuesto a la Renta.

Los fondos donados por los clientes no se consideran propios del supermercado, refiere Roeder. “Están fuera del balance general, de sus libros”, anota.

Si la empresa quisiera aplicar como suyo lo donado por sus clientes y obtuviera un certificado de donación, ello podría ser detectado por la Sunat.

“La Sunat al fiscalizar vería que salió de la caja 100 (para donar), pero tiene un certificado por 120, entonces detectaría que está engañando. Sería un paleón mayúsculo y considerando que las empresas hacen esto para mejorar su imagen, no creo que se corran el riesgo de ser detectadas”, señaló Roeder a Gestión.pe.

“Así que tranquilos, si no les interesa los centavos, dónenlo. Eso va a llegar a su destino y es muy poco probable que un supermercado pretenda tomar algún beneficio”, anotó el especialista.

Cabe recordar que la actual legislación otorga el beneficio tributario en cualquier momento del año para la donación de alimentos en buen estado que hubieran perdido valor comercial (ello suele ser aplicado por los supermercados).

Asimismo, en caso de que una zona afectada por desastres sea declarada en emergencia, también podrán aplicar al beneficio tributario las donaciones de una lista adicional de bienes y servicios necesarios para ayudar a la población (esta lista oficial se da a través de un decreto del Gobierno).

Se busca brindar más beneficios tributarios a afectados

Entre otras propuestas, el congresista Del Castillo plantea una amnistía tributaria

María Rosa Villalobos
Periodista
@maromarito
El Congresista Jorge Del Castillo anunció que presentará propuestas legislativas para brindar beneficios tributarios a las personas naturales y jurídicas afectadas por del Fenómeno de El Niño costero.

Entre las medidas se contempla una amnistía tributaria para las pequeñas empresas y personas naturales que no puedan cumplir con el pago de sus deudas. Para Luis Alberto Arias, ex jefe de la Sunat, esta medida es complicada, pues será difícil identificar las empresas que realmente han sido perjudicadas por la emergencia. “Una exoneración de bienes de capital, ¿cómo se vincula realmente con los afectados? Es repetir la historia del pasado, aprovechar la tragedia para dar beneficios a compañías que no han sido afectadas”, indicó. En ese sentido, recordó que la Sunat ya ha propuesto aplazar las fechas de declaración y pago de impuestos.

“[Esta medida] solamente debería referirse a los intereses y a las mutas, no a los tributos […] Desde el punto de vista jurídico es totalmente viable, pero se necesita una ley por parte del Congreso o un Decreto Legislativo”, agregó José Gálvez, abogado tributaria del Estudio Gálvez & Dolorier.

Asimismo, explicó que se debería aplicar sólo a los casos que se hayan generado a partir de la declaración de emergencia. “Por ejemplo, si hay una empresa en Piura con una deuda del año 2012, la amnistía no debería limpiarla [de dicha deuda]”, explicó.

DEDUCCIÓN DEL IR Y FLEXIBILIZACIÓN DE PAGOS
Del Castillo planteó también que los gastos provenientes de la emergencia –tales como adquisición de materiales y equipos para la reconstrucción, alimentos y gastos educativos-sean deducidos del Impuesto a la Renta (IR).

Sobre el particular, Gálvez aseguró que en este momento, sería una medida inviable, pues el IR es anual y los cambios realizados surgen efectos a partir del año siguiente. “Aunque la idea es interesante, supondría una modificación del código tributario, algo complejo”, dijo.

Con respecto a la flexibilidad para el pago del IR por los próximos cuatro meses mencionada también por Del Castillo, Gálvez sostuvo que se trata de una medida viable pero que tendría que tener un respaldo por parte del Congreso.

Por otro lado, en el marco de la repatriación de fondos que promueve actualmente el Ejecutivo, el congresista Del Castillo propone el impuesto gravado para este beneficio (7%) podría ser reducido a la mitad si dichos fondos son invertidos en las zonas de emergencia. “Esto sería un estímulo para traer más recursos”, indicó el congresista en RPP.

Aunque para Gálvez teóricamente la propuesta es buena, ve complicada el control de la misma. “¿Cómo podría controlarse que se ha invertido en temas de reconstrucción? En teoría suena bonito, pero en la práctica podría tener problemas”, aseguró. “No sé si [las propuestas señaladas por el congresista Del Castillo] están basadas en un estudio técnico, pero creo que son el tipo de propuestas que se deben evitar. ¿Qué tiene que ver la emergencia con bajar la tasa del blanqueo de capitales?”, añadió Arias.

IGV
Como última medida, Del Castillo afirmó que planea la exoneración del IGV a la venta e importación de bienes de capital. Al igual que la propuesta anterior, presentaría problemas al necesitar mecanismos de control estrictos, pues habría que definir claramente en qué casos se adquieren bienes o servicios destinadas a la reconstrucción y quien establece estos parámetros.

Para Arias, es un error enfrentar la emergencia con beneficios tributarios. “Uno, al final, no sabe quién realmente se beneficia, si el consumidor, el afectado o la empresa que brinda el servicio o que vende el bien […] Además, una vez que se otorga un beneficio, es difícil retirarlo”, advirtió.

En ese sentido, resaltó que se debería poner más énfasis en el gasto público con un programa de reconstrucción rápido o con transferencias directas a los afectados por un período de tiempo determinado.
Recordó que en los fenómenos climatológicos anteriores, se han tenido medidas similares que terminan en la caída de ingresos y crisis fiscales de las que ha sido difícil salir.

Fuente: Diario El Comercio