Guerra de recompensas enfrenta tarjetas de crédito y débito

El crédito trae muchos más ingresos. En primer lugar, los bancos cobran más “comisiones de intercambio”, las tasas pagadas por los comerciantes, en las compras de tarjetas de crédito.

(Bloomberg) ¿Crédito o débito? Para las compras rutinarias, los estadounidenses son más propensos a decir débito.

Los emisores de tarjetas de Estados Unidos preferirían una respuesta diferente. El crédito trae muchos más ingresos. En primer lugar, los bancos cobran más “comisiones de intercambio”, las tasas pagadas por los comerciantes, en las compras de tarjetas de crédito.

Más aún, si usted no zanja su deuda total de la tarjeta de crédito, el emisor impone intereses y cargos financieros.

Entonces, ¿cuál es su estrategia para conseguir que uno utilice la tarjeta de crédito? La tentación. Los emisores han cargado sus tarjetas de crédito de gama alta con beneficios de viajes y otras recompensas.

Parece estar funcionando. En una encuesta de consumidores estadounidenses realizada cada año por el procesador de tarjetas Total System Services, o TSYS, la popularidad de la tarjeta de débito ha estado cayendo durante varios años. En 2016, el crédito superó el débito como la forma de pago preferida de los estadounidenses.

El año pasado también fue cuando JPMorgan Chase lanzó una nueva tarjeta de crédito preferencial, la tarjeta Chase Sapphire Reserve, con mucha fanfarria. Fueron tantos quienes la solicitaron, la mayoría de ellos millennials, que Chase temporalmente se quedó sin tarjetas.

American Express contraatacó en marzo endulzando las ventajas de su tarjeta Platinum de alta gama. Un ejecutivo de Amex dijo que la compañía está en “combate cuerpo a cuerpo” con Chase para ganar nuevos clientes de tarjetas.

“Hay emisores que ofrecen mejores recompensas para tratar de ganarse la atención del consumidor”, dijo David Robertson, editor del informe Nilson. “Hay una guerra entre los mejores jugadores”.

El gasto en tarjetas de crédito y de débito aumenta generalmente cada año, mientras la economía crece y las tarjetas gradualmente arrebatan más cuota a los cheques y al efectivo. Pero el uso de tarjetas de crédito se ha acelerado más rápidamente.

Las empresas lentamente han facilitado la calificación de tarjetas de crédito, nueve años después de la crisis financiera mundial. Los consumidores también se sienten menos inhibidos de endeudarse, dijo Robertson.

Y cómo aman sus recompensas. Cuando se le preguntó en la encuesta TSYS sobre la característica favorita de su tarjeta de crédito, 59% mencionó las recompensas. Eso es hasta siete puntos más en dos años, haciendo que las recompensas sean el doble de populares que otras características de la tarjeta.

Mientras que los beneficios generosos de viaje son las principales ventajas de las tarjetas de crédito preferenciales, la gran mayoría de los consumidores están más centrados en obtener dinero en efectivo.

Las tarjetas de crédito son más populares entre los estadounidenses de 25 años a 44 años. Ambos consumidores más jóvenes, que a menudo tienen problemas para calificarse para tarjetas de crédito, y los consumidores mayores prefieren las de débito.

Inundados por promociones de tarjetas de crédito, estos millennials están escogiendo cuidadosamente las tarjetas con las mejores ventajas, dijo Morrison.

En comparación con las generaciones mayores, “ellos están más informados”, dijo. “Escudriñan ofertas y promociones. Al cabo de todo, reconocen el crédito como una herramienta”.

Diario Gestion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s