Agresión verbal es causal de despido

SUPREMA RESPALDA AL EMPLEADOR

La Corte Suprema validó el despido de un trabajador por agresión verbal a un compañero de labores, descartando la posibilidad de que dicho acto sea considerado un despido fraudulento.

Fue mediante la sentencia recaída en la Casación N° 3765-2016-Lima, emitida por la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema.

Según el expediente, una empresa despidió a un trabajador por haber agredido verbalmente a su compañero, acto admitido por aquel.

El colegiado consideró que el despido no se sustentó en un hecho inexistente ni inventado por la empresa, por lo que descartó la existencia de un despido fraudulento.

De acuerdo al tribunal, para que un despido sea fraudulento no basta verificar la injusticia de este, sino que también se requerirá acreditar el ánimo perverso del empleador.

Así, la singularidad del despido fraudulento respecto a otros casos de desvinculación está relacionada con la presencia de la conducta pérfida del empleador como base del despido, precisó el colegiado.

A criterio de Percy Alache, director del Área Laboral de Pwc, en el despido por faltamiento de palabra es necesario evaluar el contexto, las circunstancias y la intención de las agresiones ocurridas.

Tal investigación fijará la responsabilidad del agresor y las sanciones, para lo cual es vital contar con lineamientos que fijen las reglas de disciplina laboral, que deben actualizarse continuamente, detalló.

Fuente: Diario el Peruano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s