Facultades delegadas en lo laboral

Hace exactamente 25 años, en un entorno complicado, tanto en el aspecto externo como interno, se dictó la Ley N° 25327. Es muy posible que el número de la norma antes citada no nos diga nada o muy poco, pero se trató de una disposición relevante. El Congreso de la República delegaba en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar, mediante decretos legislativos, entre otros, las materias vinculadas con el fomento del empleo. Se dictaron así sendas regulaciones con el objeto de ordenar una legislación laboral confusa y abundante, otorgarle modernidad a nuestro derecho del trabajo y dejar de lado rigideces que complicaban el mercado del empleo.

Germán Serkovic Abogado Laboralista

Por primera vez en nuestra historia, un esfuerzo serio y coordinado para adecuar el derecho laboral a las nuevas corrientes doctrinales llegó a plasmarse. Los anteriores intentos, en la forma de códigos o leyes generales, no arribaron a buen puerto.

El impulso reformador fue de limitada duración, la tentación populista que lamentablemente ronda cerca de las normas laborales no tardó en presentarse. La jurisprudencia ocasionó la reversión más notable.

Si los decretos legislativos nos alejaron de la estabilidad laboral absoluta; los pronunciamientos judiciales la reinstalaron en nuestro ordenamiento.

Luego de cinco lustros, el actual gobierno ha solicitado facultades legislativas para reactivar y formalizar la economía como tema central.

Llama la atención que el pedido de facultades considere que la informalidad se origina en regulaciones complicadas, altas tasas impositivas y costos excesivos, sin reconocer expresamente que parte de sus causas encuentran explicación en una legislación del trabajo cuya onerosidad resulta excluyente para un gran sector.

No se ha solicitado facultad para legislar específicamente sobre materia laboral, es posible que se prefiera debatir el tema al interior del Congreso de la República o, peor aún, no hacerlo.

Hubiera sido conveniente incluir en el pedido de facultades esta materia. El momento político es muy favorable y –probablemente– sea irrepetible.

Fuente: Diario El Peruano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s