¿Contabilidad Monista o Dualista? Su influencia en las cuentas de Saldos Intermediarios de Gestión

CPCC Dionicio Canahua

El grupo de cuentas de la clase 8 (Saldos Intermediarios de Gestión) tiene una connotación interesante en nuestro Plan Contable. En clases muchas veces más de un alumno se ha preguntado sobre la naturaleza de dichas cuentas. ¿Costo, gasto, ingreso… o qué?. La respuesta más obvia era indicar que sirven para el proceso de cierre contable, para saldar las cuentas de ingreso.

Esta respuesta ha ido perdiendo vigencia con el tiempo, sobre todo cuando notamos que de acuerdo a la forma de cierre C, basta usar la cuenta 89 para saldar ingresos y gastos, perdiendo vigencia la aplicación de las otras cuentas. Recordemos que es cuando se trata de un caso tipo de pérdida contable.

La Contabilidad Monista es la que se refiere al uso de un juego de libros contables y obviamente para el caso de la Dualista son dos; es fácil distinguir las diferencias cuando comparamos una Contabilidad Comercial con una Contabilidad Gubernamental y fijémonos que hasta se ve reflejado en la presentación de dos tipos de reportes ( en la gubernamental tenemos los AF y los AP).

Una interrogante que se va formando es ¿Por qué no usar una Contabilidad dualista en toda la Contabilidad? Si hacemos un poco de historia nos daremos cuenta que si hubo iniciativas, como es el caso del uso de la cuenta 87 en lugar de toda la clase 8. Se pensó usar la parte presupuestal en el resto de cuentas. Esta iniciativa no prospero porque son dos terrenos distintos.

En el caso de la Contabilidad Gubernamental, todo finalmente se integrara en la Cuenta General ( información financiera y presupuestal de todo el estado conformado por distintas unidades ejecutoras), mientras que en el campo privado la necesidad de integrar información no es algo practico, primero porque se aplican distintas políticas dentro de organizaciones de un giro similar, segundo no hay una organización que se encargue de integrar dicha información, tercero tendría que haber una norma legal que permita realizar esa “integración”, cuarto, y la que a mi parecer es la más importante, es limitarnos a la aplicación del principio de Ente, preguntémonos: Si se integrara la información ¿Cuál es el ente? .

Por ello veo que es difícil que se adopte una contabilidad dualista en el campo privado, salvo la existencia de un esfuerzo para el manejo de información de determinado sector económico (como es el caso de lo gubernamental).

Una última interrogante ¿Los costos me obligarían a manejar una contabilidad dualista? Me parece que no es necesario, ya que debido al diseño de nuestro Plan Contable (naturaleza y destino) nos da la holgura necesaria para manejar el tema de los costos dentro de la clase 9.

About these ads

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 408 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: